lunes , septiembre 18 2017
Inicio / Juegos / El rediseño de Gear VR no es suficiente, sólo para propietarios del Galaxy Note 7

El rediseño de Gear VR no es suficiente, sólo para propietarios del Galaxy Note 7

El mercado de realidad virtual es todavía una novedad, es por eso que estamos asistiendo a gran cantidad de experimentos y todo tipo de diseños de hardware. Así, a nadie coge por sorpresa que Samsung y Oculus saquen nuevas versiones de sus dispositivos a cada paso. Y es el nuevo diseño del Gear VR, el que a pesar de haber transcurrido menos de un año desde que el dispositivo fuese lanzado al mercado, el que ha tenido lugar primero.

En su mayor parte el Gear VR funciona de igual forma que el viejo Gear VR. Sigue haciendo uso de los celulares de la serie Samsung Galaxy para funcionar y para ofrecer una experiencia de gran calidad a los usuarios. Aún así, el Gear VR sigue siendo necesario para realizar cálculos de procesamiento a mayores que son cruciales para segur el ángulo de la cabeza y sustituir las funciones táctiles de la pantalla por otros controles diferentes, como los mandos Bluetooth compatibles que exigen los juegos más complejos. El Gear VR todavía no es capaz de realizar un seguimiento de la posición de nuestra cabeza con respecto al espacio.

Hay que tener claro que la principal razón que ha llevado a este rediseño ha sido el lanzamiento del Samsung Galaxy Note 7, y es que este nuevo celular cuenta con conexión USB Type-C que no es compatible con el anterior Gear VR de 2015. El nuevo Gear VR tiene tiene un puerto USB Type C en la parte frontal, que es el que se espera que se use por defecto, pero también incluye soporte para micro USB, con lo que es compatible con otros teléfono Samsun Galaxy más “viejos”. La ranura de carga en la parte inferior del Gear VR también es USB Type-C, pero nuevamente trae un adaptador que permite cargarlo a través del cable USB clásico.

Samsung Gear VR 2016

Además de las mejoras de compatibilidad, el cambio más significativo con respecto al Gear VR del año pasado es que cuenta con controles táctiles a un lado del aparato. Ese panel táctil viene a sustituir al touchpad que el dispositivo tenía hasta ahora y aunque a algunos pueda parecerles un cambio poco significativo, lo cierto es que si se trata de un cambio para mejor. Y aunque puede que este nuevo diseño haga que sea un poco más difícil conocer la posición exacta de nuestro dedo en la pantalla táctil, lo cierto es que esa información no suele ser necesaria en la práctica.

Lo cierto es que se hace mucho más agradable el pasar el dedo por la superficie lista de este Gear VR 2016, y también se ha incluido otra mejora, un botón de retroceso que permitirá regresar al menú fácilmente.

Estéticamente la protuberancia de la parte frontal del modelo del año pasado ha sido sustituida por una pieza fina de plástico negro. Puede que estéticamente haya perdido un poco al exponer algunos engranajes, pero es más práctico y también evita que la luz se filtre y provoque deslumbramientos.

En cuanto a la parte óptica, ahora los ojos quedan separados por una barra de plástico negro vertical. Con esto se ayuda a evitar que la luz de un lado de la pantalla moleste al otro ojo. Las lentes también son un poco más grandes, lo que contribuye a conseguir que el cambio de visión aumente de los 95 grados del año pasado hasta los 101 que se declaran este año en las especificaciones técnicas. Es una diferencia que en la mayoría de los casos nadie notará con un celular del año pasado, pero que habría que medir con el nuevo Galaxy Note 7.

Debido a estos cambios el peso ha aumentado con respecto al año pasado en unos pocos gramos. Pero en realidad el usuario no será capaz de darse cuenta del cambio una vez que se pone el casco. Aún así, si que esperábamos que Samsung pudiese reducir todavía más el peso de su Gear VR, sobretodo después de que tras la primera edición fuese capaz de reducir el peso en un 22% con respecto a la Innovator Edition.

Las almohadillas de este año son más gruesas que las del año pasado, aunque lo cierto es que esto no ha contribuido a hacer que el gadget sea más cómodo que el de 2015. En todo caso, unas almohadillas más gruesas también contribuyen a un mayor calor. También existen otros cambios pequeños como en el diseño de la correa y poco más.

Por tanto, y recapitulando, si tienes un teléfono Samsung compatible, esos 100 dólares que cuesta el Gear VR te darán la oportunidad de acceder a un nuevo universo como es el de la realidad virtual y esta experiencia está muy por encima de soluciones baratas como Google Cardboard, aunque evidentemente está a medio camino entre ellas y Oculus Rift o HTC Vive.

Si tienes el Gear VR del año pasado y no tienes pensado cambiar de teléfono, entonces esta actualización no te conviene, ahorra y espera a que un nuevo modelo merezca más la pena. A menos que tengas un Galaxy Note 7 no te merecerá la pena ni comprar el modelo actual si encuentras el de 2015 a buen precio.

Mauricio Madrigal

Mauricio Madrigal

Hola, mi nombre es Mauricio soy el creador de este sitio web, me gustan los negocios online, la tecnología además conocer gente nueva cada día, eso es lo que me ha permitido la creación de esta revista online, espero que la disfruten mucho.

More Posts - Website

Follow Me:
Twitter

Comprueba también

pokemon go apk 0.73.1

Descarga Pokemon GO APK 0.73.1: Novedades Incursión, Gimnasio, etc

Pokemon GO es uno de los juegos para smartphones y tablets más descargados del momento, …

Un comentario

  1. Pingback: Bitacoras.com

Deja un comentario